sábado, 16 de octubre de 2010

Gotham Globe: OPINIÓN VARIADA (16/10/10)

La "Parte dos" nunca vista.

Quien me iba a decir que después de ver todas y cada una de las cuatro películas de Superman protagonizadas por Christopher Reeve, aún me quedaba por apreciar una joya dentro de la historia del “Hombre de Acero” en el cine. Sí amigos, una joya que, por extrañas razones, no vio la luz hasta hace apenas cuatro años. Se trata de Superman II según la versión original de Richard Donner, director de la primera película de 1978. Una película rodeada de controversia, y es que el director no pudo concluir el rodaje de la película, dejándola a un 75% por ciento según estimaciones del propio Donner. El motivo aparente es que Warner decidió retirarlo del proyecto. En su lugar, el director de la película fue Richard Lester. El sustituto utilizó gran parte de las escenas rodadas por Donner para fabricar la que sería la secuela de “Superman”.

Como dije al comienzo, la versión de Donner no pudo ver la luz hasta el año 2006. En esta ocasión, más del 80 por ciento del material original de la cinta pudo ser visto. Y si algo os puedo asegurar es que no tiene nada que ver con la versión de Lester. El exceso de comedia al que estábamos acostumbrados a ver antes, desaparece en esta ocasión. Situaciones y hechos que no se explicaban con exactitud en la versión oficial, son mencionados y detallados con claridad. Por no mencionar todos y cada uno de los diálogos de Superman (Christopher Reeve) con su padre Jor-El (Marlon Brando), incluyendo una emotiva escena en la que el padre biológico de Kal dejar de ser una simple imagen difuminada a transformarse en un ser corriente que camina hacia su hijo mientras nos deleite con la famosa frase “El padre se convertirá en hijo, y el hijo, en padre”. Sin duda, una escena que merece con creces entrar en la historia de la saga de Superman en el cine. En ese aspecto, se nota mucho la labor de Mario Puzo (“The Godfather”) en el guión, ya que la historia en general es realizada desde una perspectiva más seria. Respecto a variación de escenas podría citar varias. Un claro ejemplo, es que el cristal en el que se encuentra Zod y los suyos se rompe debido al impacto del cohete que Superman detiene al final de la primera parte. O la escena en la que Lois intenta averiguar si Clark es Superman. Una escena en la que podemos ver por primera vez a Christopher Reeve a supervelocidad (al estilo de la serie Smallville).

Desde luego, si tenéis la posibilidad de adquirirla hacedlo. Disfrutaréis mucho más que con la versión de Lester (a la que supera con creces). Debido a esto, no entiendo cómo no se ha dado más promoción a la película. No exagero cuando digo que podemos estar ante la mejor película de Superman jamás hecha. Desde luego, la labor de Warner España es nula. Como mínimo, podrían tener el detalle de doblar la versión. Los que quieren comprarla solo tienen la posibilidad de hacerlo mediante webs de Compra-Venta.

5 comentarios:

josefao492 dijo...

La culpa auténtica la tuvieron Alexander Salkind y su hijo Ilya Salkind, ambos productores de la saga hasta la tercera entrega incluida. Ellos quisieron hacer con Superman lo mismo que 10 años antes hicieron con el Batman de Adam West: Una parodia y un cachondeo hecho con mucho dinero.

Pero los problemas comenzaron cuando Richard Donner fue contratado para dirigir el primer díptico, porque Donner (Dick para los amigos), cuando era un niño, había sido un fanático de los cómics del hombre de acero, y quiso rodar las películas de una forma más seria de lo que se hacía en aquella época.

En otras palabras: Sólo dejaron de la parte paródica la imagen que ofrecieron de Lex Luthor en la versión final.

Además, atractivos como la banda sonora compuesta por John Williams (misteriosamente NO acreditado en la ficha que ofrece IMDB sobre el montaje de Richard Donner de “Superman II”, ya que parte de la música del primer film se reutilizó para la nueva versión), el diseño de producción llevado a cabo por John Barry (quien trabajó en “Star wars: Episodio IV - Una nueva esperanza”, y como director de segunda unidad en “El imperio contraataca”), la labor fotográfica de Geoffrey Unsworth, y la aparición de varios actores importantes en la producción (por ejemplo, Ned Beatty, Jackie Cooper, Glenn Ford), entre otros, aunque añadieran más calidad a la obra, encareció la producción. Hasta algunos planos de efectos especiales relacionados con la destrucción de una presa tuvieron que ser rodados de nuevo, ya que las primeras tomas no resultaron creíbles.

Por desgracia, en la misma noche en la que se estrenó la primera cinta, Dick fue despedido mediante un fax enviado a su casa por los productores Salkind. La razón: Aunque parezca increíble, a ellos no les gustó la obra. Después, Barry, Williams, Unsworth, y más de la mitad del equipo de efectos especiales fueron despedidos para abaratar los costes de la segunda parte.

A partir de aquí, la calidad fue bajando. Lo que hizo Richard Lester con Superman en los 80 es lo mismo que Joel Schumacher hizo con Batman en los 90: Incluir escenas sin sentido y diálogos ridículos, el tono demasiado infantil, efectos especiales malos, y añadir escenas graciosas en el momento menos indicado para reírse. En otras palabras, Lester fue uno de los culpables de la caída de la franquicia. Encima, a éste no le gustaba la ciencia-ficción, ni leyó ningún cómic de Superman cuando era niño.

josefao492 dijo...

Me parece muy mal que haya gente que deteste la segunda parte por el simple hecho de volver a mostrar a Super girando atrás la Tierra: Dick explicó, en la introducción a esta película que se ofreció en el DVD, que su montaje de “Superman II” no es completamente la película que éste quiso ver, y que para completar el film, él tuvo que rescatar algunas escenas rodadas por Lester, y en el documental se añadió que todos los involucrados en el proyecto, incluido el director, querían rescatar el beso amnésico.

Pero apareció Tom Mankiewicz, consultor creativo y guionista no acreditado de la primera película, diciendo que aquello no podía ser: Clark Kent nunca besa a Lois, sólo Superman puede hacerlo. Esto puede ser una tontería, porque cuando Kent iba a besar a Lane, él se quitó las gafas para que quedase claro que él la besaba como Superman. Seguramente, lo acordaron hacer así porque querían que Bryan Singer tuviera en cuenta esta segunda parte para terminar su trilogía del último hijo de Krypton, porque el director de "X-Men" quiso hacer volver a Zod, Ursa y Non en alguna de las secuelas, aunque “Superman returns” fuera un fracaso. Eso sí, el nuevo final mostrado en "Superman II" permitiría de forma más fácil aquel regreso.

Otra mención especial sobre el final nuevo: Aquí no dejaban por imposible que Lois Lane y Superman acabasen casados en alguna futura secuela, dejándonos a todos ilusionados de nuevo por ver aquel momento.

Otra cosa que los detractores no saben es que el 30% de lo que apareció en la versión de Lester fue rodado por Dick.

De todas formas, mis felicitaciones por eliminar:

1º.- La secuencia del rescate a Lois en la Torre Eiffel (surrealista e incomprensible). En serio, jamás la entendí.

2º.- Las situaciones graciosas que ocurren cuando Zod y los suyos soplan a la gente (inadecuadas y, encima, un auténtico coñazo, porque aquella escena duraba demasiado).

3º.- La lucha contra los malos en la Fortaleza de la Soledad (ridícula), borrando para siempre la “S” que Super lanzó al General Zod.

Dos detalles curiosos que entendí de los comentarios de Dick y Mankiewicz, que aparecieron en el DVD:

1º.- Uno de los críticos alabó la actuación de Gene Hackman en “Superman II”. Lo que añadió Tom fue que todo lo que se mostró de Gene en la versión oficial fue rodado por Donner, ya que Hackman se negó a trabajar con Lester.

2º.- A Mankiewicz sí le gustó “Superman III” y el guión que Christopher Reeve escribió para “Superman IV”. De este último proyecto dijo que aquel borrador tenía una peculiaridad que el consultor creativo no tuvo cuando escribió su borrador para el “Batman” de 1989: “¡Oscuridad, oscuridad, oscuridad!”, eso dijo él. De paso, alabó el trabajo que Burton hizo con el murciélago. Pero Dick reconoció que no recordaba en cual de las dos películas que dirigió Tim se salió horrorizado del cine. Un servidor sospecha que esa pudo ser “Batman vuelve”...

Para mí, ahora que reflexiono, es una pena que ocurrieran estos despidos, porque la saga acabó convirtiéndose en un auténtico desperdicio, provocando, años después, que las nuevas generaciones no estuvieran interesadas en ella.

Me alegro de que, en este blog, también se reconozca que el nuevo montaje de la segunda parte de Superman fuera mejor que la oficial. De hecho, sigo pensando que, aunque inacabada, este nuevo "Superman II" es la mejor película de toda la saga. Lo digo sinceramente, ya que "Superman" era mi saga favorita de superhéroes cuando yo era un crío.

Muy buen post. Enhorabuena por el blog.

Daswoin dijo...

Eduardo hace un año me tente a verla pero nunca lo hise, las criticas hablan bien de ella, y con tu post me han entrado mas ganas de verla ^_^ te prometo que un día de estos la veo, y comparo con la version de cine.
Saludotes!!!

BatKeaton dijo...

@Daswoin Bueno, en realidad el post lo hice yo jaja.

Daswoin dijo...

jejeje mil perdones BatKeaton, entonces de igual manera agradezco la reseña, y comentre al verla, me entro ganas de ver algo nuevo dentro de algo viejo XD
Saludotes!!!

Template by:
Free Blog Templates