viernes, 26 de marzo de 2010

Gotham Globe: CRÍTICA (26/03/10)

Título: Alicia en el país de las maravillas.

Director: Tim Burton

Reparto: Mia Wasikowska (Alicia), Johnny Depp (Sombrerero Loco), Helena Bonham Carter (Reina Roja), Alan Rickman, Anne Hathaway (Reina Blanca), Michael Sheen (Conejo Blanco), Stephen Fry, Timothy Spall, Crispin Glover (Sota de Corazones), Christopher Lee.

Sinopsis: Johnny Depp interpreta al Sombrerero Loco y Mia Wasikowska a una Alicia de 19 años, que regresa al mundo mágico, donde se adentró siendo una niña, para reunirse con sus antiguos amigos: el Conejo Blanco, Tweedledee y Tweedledum, la Oruga, el gato de Cheshire y, por supuesto, el Sombrerero Loco. Alicia se embarca en un viaje fantástico para encontrar su verdadero destino y poner fin al reinado de terror de la Reina Roja.

Crítica (por Ringer Gunslinger- La cárcel de Carpenter):
“eres casi-Alicia”

Primero que nada antes de comenzar esta crítica, quisiera decir que soy un gran fan de Tim Burton y no de esas largas filas que se unieron gracias A nightmare before christmas sino gracias a Batman, esa perturbadora película voló mi pequeño cerebro desde que era niño y el pinche director dizque Dark se gano un adepto. Para mi casi todos sus trabajos son clásicos de cultos (si incluso la gran aventura de pee wee) y en mi humilde opinión su obra maestra es Batman regresa. Jodido, que eso es una buena muestra de lo que sucede cuando le das completa libertad creativa, pero Alicia, es desafortunadamente todo lo contrario.

Segundo, esta no es una adaptación del primer libro de Lewis Caroll sobre la niña rubia, es una secuela de la versión fílmica de Disney de los 50 que mezclaba ideas del primer y segundo libro.

El film arranca con la típica subdivisión de mundos, que nos muestra la aburrida tierra normal, en comparación a Underland (no mas wonderland) donde todo el mundo quiere obligar a Alicia ha ser cosas que ella no quiere, en un momento se harta y decide que es una muy buena opción seguir a un conejo con chaleco hasta su “madriguera”. Probando su teoría errónea Alicia cae en la madriguera y entra a won…eh Underland un mundo exótico y maravilloso. Algunas cosas vistas en libro y película se repiten al inicio, aunque todo comienza a transcurrir diferente cuando varios personajes conocidos se le presentan y a la vez se preguntan si es la misma Alicia que los visito hace tantos años, ya que se dice que solo ella puede derrocar a la malvada reina roja que ha traído tanto horror a lo que alguna vez fue ese maravilloso país.

El trabajo de Johnny Deep como el sombrerero es a como de esperarse excéntrico y alucinante pero deja con un pequeño sabor de boca al final que recuerda a su rol en charlie y la fabrica de chocolate, aun asi muy bueno. La chica que interpreta a Alicia también tiene un papel bien logrado aunque a veces te cae un poco pesada, en lo personal creo que el mejor trabajo fue el de Helena Bohan Carter, que interpreta a una perefecta reina roja, tan despiadada y malcriada a como debería de ser, tal vez la mejor sorpresa del film. No se puede decir mucho de los demás actores, ya que la gran mayoría solo prestaban su voz a personajes digitales (genial Alan Rikman como la oruga por cierto) pero de los secundarios, debo de decir que Crispín Glover como la sota me convenció mas que Anne Hattaway.

Ok ahora hablemos de lo malo, yo iba con la idea de que esta era una versión “Burton” del universo de Alicia, pero es mucho mas que eso, aunque se presenta con los típicos personajes y los típicos escenarios, la película rápidamente gira de cuento para niños, ha fantasía épica de una manera que simplemente no te esperas. Se habla de profecías, rebelión y guerra, además de que Alicia es puesta como una especie de “chosen one” a lo neo.
Te parece que a todo lo largo de la película estas viendo el sueño frustrado de Burton de dirigir el señor de los anillos o Narnia. Con decir que la protagonista hasta armadura y espada usa en un punto del film. Esto es una historia clásica para niños, un tópico que con un pequeño giro se puede trabajar muy bien a como demostró el mismo Disney hace poco con la princesa y el sapo, pero aquí fue una vuelta de 360 grados.

Hay momentos en los que crees que no sabían con que material trataban, ya que el espíritu del flim es tan infiel al del libro que uno tiene que preguntarse si siquiera vieron la película original. La verdad es que son elementos de una historia usados para le servicio de otra completamente diferente, es un traslado sin necesidad del sin sentido a la idea del genero “espadas y brujería” si no me creen, esperen a que vean al dragón con la voz de Christopher Lee (¡Saruman y el conde Dooku, por dios!)

El CGI es abusado descaradamente y sin necedad ya que hasta para hacer perros lo usan, además de que la calidad de este no es muy buena, casi todos los escenarios y escenas wow se notan un poco falsos.
Pero lo que fue la cereza en mi helado para calificarla como una mala película, fue un funesto baile que realiza el sombrerero al final del film que escalofriantemente me recordó a peter parker en cierta secuela arácnida haciendo lo mismo.

Eso si, si van ha ver versiones retorcidas las hallan al montón, pero en el fondo aun son los mismos personajes, al final esta película es una gigantesca sorpresa que en ves de alegrar te extraña, y no en el sentido “Tim Burton” extraña, sino en el sentido “WTF” extraña.

1 comentarios:

Juan Pablo Ortega Muñoz dijo...

Estoy de acuerdo contigo, l película me dejo decepcionado al limite y no se merecía que la estrenaran, a parte me dolian los ojos por el ejercicio excesivo del 3-D. No había visto tanto abuso de CGI desde el Hijo de La Máscara. Saludos!!

Template by:
Free Blog Templates